Estrategia

Comunicación                                                          ROI

Todos los nombres tienen un motivo y el de este blog también. Un motivo que es algo así como mi credo.

Creo que una empresa racional no puede funcionar con departamentos estancos que busquen cada uno su propio interés. Creo que la estrategia de negocio resulta esencial, pero no es nada si no se comunica bien interna y externamente.

Esa concepción de la comunicación abarca, desde mi punto de vista, todas las actividades que hacen posible que la propuesta de valor sea percibida por el mercado, incluida la creación y gestión de marca, la publicidad, la comunicación corporativa, las relaciones con los medios, la publicity, etc.

A su vez, creo que estrategia y comunicación no son más que dos lados de una misma figura cuyo tercer vértice es la obtención de rentabilidad, el tan mentado ROI. Al fin y al cabo, la razón de existir de la empresa se resume en generar valor, trasladarlo al mercado y capturar su fruto, y sin eso tampoco podría subsistir. Por eso una adecuada gestión economico-financiera es igualmente fundamental.

En realidad, ninguna compañía tiene futuro sin esos tres vértices.

Para que las cosas vayan bien, cada vez hay menos opciones que ser brillantes. Y para conseguirlo, lo ideal es que cualquiera de esas tres actividades clave (estrategia, comunicación, gestión) se lleve a cabo en perfecta sintonía con las otras dos. Cuando un directivo o incluso un técnico mira sólo su propio punto en el mapa y se olvida del todo, empiezan a crecer los mismos problemas que han acabado devorando a otras compañías grandes y pequeñas.

Un jefe de área no puede elaborar estrategias y olvidarse de las cuentas ni de cómo comunicará sus objetivos al mercado. Un brand manager no puede actuar ignorando la estrategia a largo plazo o como si los beneficios de este año no fueran cosa suya. Un director financiero tiene que saber para qué y cómo se necesita la inversión y el gasto que deberá gestionar.

Lo contrario también es cierto. Si la estrategia está bien pensada y se comunica eficazmente -al mercado y a la propia organización-, creo que el ROI estará siempre en camino. Por eso mis principales áreas de especialización son la comunicación, la estrategia corporativa y la gestión; como puede verse en el apartado principal de ‘Lo que soy’ es en lo que he enfocado mi experiencia profesional y mi formación de postgrado y máster.

Porque creo firmemente que es una fórmula ganadora.

Por eso quiero compartirla con quien se moleste en leerme.